¿No consigues realizar la canalización de humedad con un material confiable? ¡Sigue leyendo!


¿Necesitas canalizar el agua en algún sistema de drenaje, una construcción subterránea o una cubierta ajardinada?

El geocompuesto que proveemos esta especialmente diseñado para canalizar el agua e impedir que la misma se lleve el material granular.

¿Qué es un GEOCOMPUESTO?

Los geocompuestos son el resultado de combinar dos o más materiales geosintéticos. Nosotros utilizamos y proveemos un geocompuesto llamado lámina drenante.

Este geocompuesto o membrana de drenaje consta de dos elementos básicos: el drenante (Lámina drenante), que conduce las aguas de infiltración/percolación; y el filtrante (Geotextil), que impide el arrastre de las partículas de suelo al interior del elemento drenante, lo que provocaría su colmatación y consecuente pérdida de flujo. Estos drenes sintéticos pueden ser usados para aplicaciones horizontales o verticales.

membrana drenante danodren

En variadas soluciones, hemos utilizado la membrana drenante que se observa en la imagen, ya que es una lámina nodular de (Polietileno de alta densidad -PEAD-) de color marrón unida por termofusión a un geotextil no tejido de polipropileno calandrado para protección y drenaje vertical, principalmente.

Aplicaciones:

  • Drenaje y protección de soleras sobre el terreno, cuando no hay presión hidrostática o la solera está por encima del nivel freático.
  • Drenaje y protección en techos verdes.
  • Drenaje y protección de la impermeabilización de muros enterrados en edificación y obra civil, como falsos túneles y pasos inferiores.
  • Drenaje en cubiertas invertidas transitables con pavimentos continuos, colocado entre el aislamiento térmico y el pavimento.

¿Cómo instalar este geocompuesto?

Los pasos son sencillos:

  • 1. Se prepara la superficie.
  • 2. Se coloca de acuerdo al diseño.
  • 3. Se asegura.
  • Si deseas cotizar este producto, obtener el precio por m2 o por rollo y la ficha técnica comunícate con nosotros vía whatsapp dando click aquí

    La utilización de geosintéticos para la construcción reduce hasta en un 75% el impacto ambiental, 85% menos la energía utilizada (DAE) y entre un 20% y 30% los costos de la obra.


    FUENTE: EAGM (European Association of Geosynthetic product Manufacturers)